Buscar/Hemeroteca

jueves, 29 de diciembre de 2016

Cebreiro de larga crianza

Carlos Reija, el elaborador de Cebreiro más comprometido con las raíces de este queso alimentador de peregrinos, se la va a jugar. Dio el primer aldabonazo, incorporando a la habitual oferta de quesos
frescos -creo haber comentado en otra ocasión que no se comía así, sino curado- un Cebreiro con dos 
meses de maduración, un espectáculo organoléptico a la altura de los grandes pesos sápidos europeos.

Pues ahora va a brindarnos un triple salto, un Cebreiro con 8 meses, 8, de maduración. Esta crianza no es reconocida por el consejo regulador, pero Reija la pondrá al alcance de nuestros sentidos como marca personal. Una gloria, me lo dió a probar en el salón Etiqueta Negra”, y sólo por esto -aunque por más cosas también valió la pena la visita: la maduración concentra sabores y el tiempo atemperado lo afina. 

Este Cebreiro ochomesino, es otro Cebreiro, un Cebreiro redondo. 

Guillermo Campos

No hay comentarios: