Buscar/Hemeroteca

lunes, 29 de diciembre de 2014

AHORA TOCA INNOVAR O FRACASAR ¿POR QUÉ APUESTA?

En este acelerado y complejo mercado de oferta turística, con un exceso de oferta compitiendo en precios de subasta vigilada a tiempo real por las redes sociales y las ventanas tecnológicas tanto de opinión como de reserva, sin olvidar los operadores que comparan las opiniones de los clientes de los hoteles que compiten con unos clientes globales, apoyados por la información mediática, “el ayer no existe” porque estos clientes súper informados pueden escoger, son más exigentes, saben que quieren “ser felices” exigiendo su talla de la CALIDAD TOTAL y despreciando la talla única en las ofertas.

Si a estos veloces cambios añadimos que lo primero que reserva el cliente es su ocio deseado, que condiciona el transporte y el alojamiento, estamos ante el reinado de las ofertas de las formas de distraerse, practicar su hobby y/o celebrar las emociones positivas que nos llevan a anunciar que los hoteles convertidos en “almacenes de camas aburridas” tendrán precios de subasta y escasos clientes porque “sin ocio no hay negocio turístico”.

Para ayudar a los lectores inquietos a volver a tener éxito, rodeados de los tsunamis económicos, tecnológicos y de hábitos de compra, invito a reflexionar sobre la capacidad de innovar que no es más que observar, pensar y repensar, para ir acertando en las nuevas y cambiantes expectativas - xigencias de los clientes- recordando que crisis es llegar tarde a los cambios.

Quiero recordarle que si usted ejerce de líder, empujará a sus colaboradores a salir de la zona de confort, donde los clientes ya han huído, acelerando su progreso a las nuevas zonas de éxito y volviendo a recordar que si Forma a sus claboradores para potenciar su talento creativo, los valores de esfuerzo y las creencias orientadas al éxito adquirirá el hábito de Observar, Pensar y Repensar.

Las nuevas tentaciones a disposición de los clientes nos ayudarán a conectar las ideas nuevas que estaban dispersas para fomentar la creatividad. Al acabar el debate un asistente me preguntó cuales 
eran los factores que ayudan en una empresa a querer Observar, Pensar y Repensar. Ofrecí dos claves:

1 Pontenciar una organización con tiempos, espacios y objetivos ambiciosos para que pueda desarrollarse la creatividad convertida en innovación.

2 Ejercer de líder positivo optimista, próximo, relacional, comunicativo, provocando un ambiente favorable para que se desarrolle la innovación.

Y otro asistente, ¿Cuáles son los factores que frenan el Pararse a Pensar, Pensando o Repensando? Concreto: En las empresas con poco talento y/o compromiso, como los errores se acumulan, es muy difícil poner en marcha la innovación ya que la vergüenza les orienta a culparse entre ellos o decir que el clima es asfixiante.

MARCEL PROUST ya decía que el verdadero acto de innovación no consiste en sólo descubrir novedades, sino también en buscar nuevos usos y servicios que ya conocemos, dándoles nuevas oportunidades y para conseguirlo hay que visionar, crear e innovar.
… Recuerde que innovar es poner el foco de la luz en lo que está oculto para convertirlo en visible, próximo y mejorable. Para facilitar esta labor le invito a poner en práctica los trece focos de la innovación: ¿los practica?

1 Analizar los recuerdos de los clientes con su propia empresa.
2 Analizar los recuerdos de los clientes con su competencia.
3 Analizar las quejas de los clientes de su propia empresa.
4 Analizar las quejas de los clientes de su competencia haciendo de espía escuchando.
5 Analizar los éxitos de su propia empresa.
6 Analizar los éxitos de su competencia.
7 Escuchar a los empleados de la propia empresa.
8 Analizar las opiniones sobre la empresa y sobre lacompetencia vertidas en las redes sociales.
9 Analizar las opiniones de sus clientes y las de la competencia en los servicios de Post Venta imaginándose que empieza de cero.
10 Poner en práctica nuevos servicios y/o productos observando a tiempo real las reacciones de los
clientes.
11 Observar desde la proximidad con discreción la reacción de los clientes de la competencia ante las
nuevas ofertas.
12 Escuchar a tiempo real las quejas de nuestros clientes.
13 Analizar como reaccionan nuestro clientes cuando se superan sus quejas.

No quisiera finalizar esta reflexión sin invitarle a formarse y formar a su equipo que es “todo el personal”, porque el observar, pensar y aceptar no entiende de jerarquías y sí de ilusiones. No olvide que sin innovación el trabajo se convierte en mecánico y aburrido, siendo fuente de desmotivación y parálisis de la creatividad como antesala a la innovación.

No hay comentarios: